Controlar la celulitis, eliminar grasa localizada, devolver la firmeza, mejorar la figura, etc. sin necesidad de someterse a procedimientos quirúrgicos. Tenemos a tu disposición los mejores tratamientos que mejor se adaptes a tus necesidades.


Mesoterapia para tratar la flacidez y celulitis

Consiste en la administración de medicamentos mediante varias inyecciones intradérmicas en zonas determinadas como muslos, cartucheras, abdomen y otras en donde se quiere reducir volumen y mejorar el estado de la piel.

Micropunción en la flacidez, estrías y cicatrices

Es eficaz en la reducción de líneas finas y arrugas, minimizando poros, estrías, cicatrices y marcas de acné. Consigue el rejuvenecimiento de la piel sin modificar la fisionomía. Estimula directamente la producción de colágeno y elastina.

Radiesse para la flacidez

Relleno dérmico para la piel. Restauración de volúmenes y tratamiento de la flacidez cutánea, potenciando la elasticidad de la piel del rostro. Utilizado para la corrección no quirúrgica y tratamiento de la flacidez corporal (brazos, piernas), corrección de defectos postliposucción. Tratamiento de la lipodistrofia.

Láser Erbio-Yag para tratar estrías y cicatrices

Permite eliminar manchas de la piel, teniendo en cuenta pigmentación, tipo de piel y edad del paciente. El laser emite una energía que es absorbida por las manchas cutáneas destruyendo los pigmentos sin afectar a la piel. Tratamiento indoloro que no deja cicatrices ni marcas.

Láser Neodimio-Yag para eliminar varices y puntos rubí

El objetivo del láser es la eliminación del vaso sanguíneo y para ello se vale del principio de fotocoagulación y fototermolisis a través de cada disparo, que va dirigiéndose hacia todo el trayecto del vaso elegido.

Láser Q-S para tratar pigmentaciones

Estos tratamientos se realizan con una combinación de infiltración de PRP, de ácido hialuronico y la micropunción, dependiendo de los casos. La eliminación de tatuajes se realiza mediante el laser Q-S.

Manchas en la piel

Existen diferentes tipos de manchas en cara, cuello, escote, manos. Es importante diferenciar para elegir el tratamiento más adecuado. Antes de iniciar tratamiento realizamos una exploración y un diagnostico, su grado y posible solución. Utilizando un sistema de diagnóstico digitalizado podremos prevenir o atenuar las manchas.

Hilos tensores

Procedimiento eficaz para el tratamiento de la flacidez cutánea, sin intervención quirúrgica. Indicado para el reposicionamiento cutáneo a partir de la implantación de hilos que generan colágeno, aceleran la microcirculación en la zona tratada y regeneran las células lo que genera un aumento en la síntesis del colágeno.